Populismo para rato

Como había dejado barruntar la elección presidencial venezolana, el supuesto STOP a mediados de año a la izquierda populista en América Latina, no fue más que una breve PAUSE. El venidero 2013 significará su continuación y con un poco de mala suerte, su repunte.

Al respecto, las elecciones municipales de ayer domingo en Chile y Brasil, nos hablan de que el viento a favor de la izquierda es fuerte en la región. La extensa derrota de la derecha en muchas de las más importantes ciudades chilenas, particularmente Santiago, puede significar el empujón de convencimiento para que la ex presidenta socialista Michelle Bachelet declare sus intenciones de competir en las presidenciales del próximo año (17 noviembre, 1era vuelta). En tanto, el triunfo del candidato del expresidente Lula en la más importante ciudad brasileña, Sao Paulo, el desconocido Fernando Haddad, representa un fuerte arrastre para la posible reelección de Dilma Rousseff en 2014, siempre y cuando ésta decida postularse; en caso de que no, Lula ha señalado su intención de presentarse.

Más allá de estos dos casos, no olvidemos que Ecuador tendrá elecciones presidenciales el próximo año (17 febrero, 1era vuelta), con el presidente Rafael Correa muy por delante de toda la fragmentada oposición. Y que las posibles candidaturas de Fernando Lugo en las presidenciales de Paraguay (21 de abril), y de Xiomara Castro (esposa del expresidentes Manuel Zelaya) en las de Honduras (10 de noviembre) también atraerán a la izquierda populista al mayor protagonismo posible. Caso aparte son las “elecciones” presidenciales en Cuba, que por seriedad ni siquiera merecen tal estatus.

Por ahora, la izquierda parece casi indetenible en América Latina, a pesar de la controversia sobre las gestiones de sus representantes para mantenerse en el poder: La corrupción de Lula y sus correligionarios en Brasil; la corrupción e ineptitud de Bachelet y su gobierno para enfrentar situaciones como el sismo de 2010, entre otras; la soltura con que Rafael Correa exhibe a su gobierno como ladrón, represor y victimario… En suma, hoy son enormes las posibilidades de cierta izquierda para continuar y perpetuarse en el poder mediante el abuso de las atribuciones del cargo, específicamente abusando de poderes como la manipulación de los órganos judiciales, de los medios de comunicación y del dinero público.

En suma, así estamos hoy y, muy probablemente, continuaremos mañana y pasado mañana…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s